El Sistema Médico (Sexista) en Chile: Cómo es para una doctora

Como mujeres, sabemos que el sistema médico es sexista. Lo hemos experimentado innumerables veces, ya sea en las citas con el médico o tratando de obtener atención médica. Recibimos diferentes y peores cuidados que nuestros contrapartes masculinos y sufrimos más. No se cree cuando describimos nuestro dolor, y nos dicen que estamos exagerando. A menudo tenemos que coordinar la atención médica de nuestros hijos, asumiendo esta carga solo. Nuestros cuerpos son tratados como máquinas de reproducción, y no tenemos los derechos para hacer lo que queremos con nuestros cuerpos. Nuestra salud mental no se toma en serio, y se nos llama loca cuando buscamos ayuda. Pero, ¿qué se siente ser una doctora feminista?

Entrevistamos a Leonor Olate, una doctora feminista de Temuco para ver cómo es ser una mujer en la institución médica y cómo el feminismo ha cambiado su perspectiva sobre la medicina y su vida.

Screen Shot 2018-06-19 at 4.39.59 PM.png

¿Sientes que el sistema médico en Chile es sexista? si es así, ¿cómo es eso?

 Sí, es sexista, lo veo desde muchos ángulos; ya que durante nuestra formación como médicos/as los “docentes” son en su mayoría hombres, a pesar de existir una proporción más menos equitativa entre hombres y mujeres médicos y médicas.

Además de reproducirse muchos patrones patriarcales, como que en su mayoría las jerarquías organizativas, las cúpulas son ocupadas por hombres, quiénes te forman son hombres y hay muchos casos de acoso, violencia machista, no denunciados durante nuestra formación y en particular en nuestras prácticas profesionales. Muchas palabras que denigran a la mujer, tanto entre colegas, se minusvalora el trabajo o la visión de la mujer médico a la del hombre. Hacer carrera es muy complejo en igualdad de condiciones, sobre todo por la maternidad, y en cualquier caso, para que una mujer destaque, se requiere el doble o el triple de esfuerzo que un hombre.

¿Cómo intentas hacer cumplir la igualdad a través de tu trabajo?

Teniendo una perspectiva feminista para todo lo que se hace, desde el trabajo en box, hasta las reuniones con colegas, en el trabajo evidenciando la violencia patriarcal o el machismo tanto al interior de nuestros espacios de atención, como en la relación con el resto del equipo.

¿Es difícil ser una mujer en tu trabajo?

Sí, por lo anteriormente planteado en la relación con otros médicos y también porque muchas personas que llegan buscando atención son machistas o incluso pueden llegar a ser acosadores en el espacio de atención. En mi caso particular muchas veces se denuncian mal tratos o se evidencian muchos tipos de violencia machista, sin que sean visibilizadas hasta ese momento por las mismas mujeres, y en el caso de los hombres agresores es aún más difícil realizar algún tipo de intervención en casos de violencia machista.

¿Siente discriminación de género como médico en Chile? Si es así, ¿cómo intenta combatirlo?

sí, por lo anteriormente planteado. Se combate en el día a día en la posición que una adopta en el trabajo, pero a nivel gremial no he intentado combatirlo o plantearlo, ya que el sector de “médicos” en chile, en su mayoría pertenecen a sectores acomodados y conservadores.

¿Cómo afecta ser un profesional y una madre tu manera de pensar sobre el feminismo?

Más que afectarlo, yo creo que lo aterriza a mi forma de ver y vivir las cosas tanto en mi trabajo, como en la maternidad. Creo que el feminismo constantemente nos interpela a intentar llevar nuestro discurso a todos los aspectos de nuestra vida y desarrollo como personas.

Como médico y madre, ¿qué significa para usted el aborto?
El aborto médicamente se define como la interrupción del embarazo previo a la viabilidad fetal, que es alrededor de las 23-24 semanas de gestación.

En la práctica para mí es una decisión de la mujer si continuar o no con el embarazo, que debería ser libre y gratuito, bajo ninguna causal en específico.

La maternidad tampoco es un impedimento para tener una posición de libertad frente a la decisión de las mujeres respecto a sus propios cuerpos.

¿Cómo influye el feminismo en su vida laboral y personal? 

Creo que me ha cambiado mucho, en torno a la interpelación personal a cambiar cuestiones que son de la vida diaria, de nuestra formación más íntima, personal, familiar, cultural, donde creemos que el capitalismo y el patriarcado no han influido, pero cuando uno ve el feminismo se da cuenta de lo importante que han sido estas “influencias invisibles” en nuestras vidas como mujeres, y en naturalizar un montón de violencias y dolores. Ha cambiado mi forma de ver la maternidad, el trabajo, las relaciones personales, todo. No hay posibilidad de volver atrás después de esto.


Las mujeres y doctoras, como Leonor, están cambiando el curso de las instituciones médicas desde adentro. Si bien es difícil cambiar un sistema tan grande como este, debemos reconocer que cada pequeña victoria es un paso más hacia la igualdad dentro de la medicina. Debemos luchar para que se acepten más formas de medicina, como la curación tradicional, y debemos apoyarnos mutuamente cuando lo necesitemos. La sororidad es una forma de medicina que todos podemos practicar, sin la influencia del patriarcado o el machismo. ¡Muchas gracias por tu comprensión, Leonor! ❤

 

Anuncios

MIAU: Un Documental Revolucionario

En la Universidad Católica de Temuco un grupo de estudiantes de sociología  presentó el documental MIAU ayer 23 de mayo. MIAU es una película independiente hecha en Chile por “Movimiento insurrecto por la autonomía de una misma” que cubre una variedad de temas diferentes relacionados con la salud de las mujeres, la autonomía de las mujeres y los derechos de las mujeres. Es una guía de las funciones naturales de nuestro cuerpo y promueve una mejor comprensión de cómo cuidar y proteger nuestros cuerpos. Algunos de los temas que cubre incluyen:

Relaciones familiares basadas en el género: crecer y observar a las mujeres en nuestras vidas ser las encargadas de limpiar la casa, cuidar a los niños y cocinar
Pubertad: el desafío (tanto físico como psicológico) de pasar por la pubertad siendo una niña y no tener a nadie con quien hablar, porque estos temas son tabú en la sociedad
Nacimiento: la violencia gineco-obstetra que rodea a los nacimientos hospitalarios, así como los partos en el hogar
Aborto en los hospitales: la violencia que ocurre cuando una mujer va a un hospital al tener un aborto, y la violencia que ella sufre allí
Aborto con misoprostol / misotrol: la falta de claridad en torno a la dosificación de este medicamento y la forma confusa en que afecta a cada cuerpo de manera diferente, y los peligros de realizar un aborto sola en el hogar
Abortos alternativos: usar hierbas para abortar y reconectarse con su propio cuerpo y la tierra
Menstruación: las funciones fisiológicas de la menstruación y cómo realizarse un autocontrol con un espéculo
Vacunas: la forma de género en que el gobierno aplica vacunas para las niñas contra enfermedades como el VPH sin una explicación de sus causas
Exámenes de senos: cómo realizarse un examen de mamas para verificar si hay tumores cancerosos
Nutrición: varias recetas de jugos saludables que llevarán a una vida mejor y más conectada con el propio cuerpo
– entre otros temas …

Si bien este documental es explícito a veces (con la desnudez requerida para explicar la mayoría de los conceptos) también es increíblemente importante mostrar estos aspectos de nuestras vidas de una manera honesta y directa. El cuerpo humano y sobre todo el cuerpo de las mujeres, está enmascarado por la vergüenza y las normas sociales, en los textos escolares y universitarios no nos enseñan sobre nuestra anatomía, se esconde la real magnitud de nuestro clítoris y no se muestra el poder de nuestros úteros.

Este documental intenta enseñarnos más sobre los cuerpos en los que vivimos. Especialmente en una cultura patriarcal como la que existe en Chile, mientras más mujeres conocen su opresión física y mental, más fuertes serán para oponerse a ella!!!!

Para más cine feminista, asistan todos los miércoles hasta al trece del junio en la Universidad de Católica.

Screen Shot 2018-05-24 at 3.16.33 PM

#bastadeviolenciaginecobstetra

Este lunes 22 de septiembre AcciónFem convoco a la actividad “Reflexión y Acción- Lo Inaceptable se ha Vuelto Habitual”. Analizamos la violencia gineco-obstetrica siendo esta ejercida sobre nuestros cuerpos y procesos reproductivos y sexuales. Compartimos experiencias vividas que han vulnerando nuestro derecho a la salud, derecho a la vida, derecho a la dignidad e integridad personal, derecho a la privacidad e intimidad, derecho a la información y toma de decisiones libres e informadas de salud, derecho a no recibir tratos crueles, inhumanos y degradantes, derecho a estar libre de discriminación (Incorporados en la declaración de Derechos Humanos) y ademas situaciones que no cumplían a la ley n° 20.584  de los derechos y deberes de los y las pacientes en Chile.

Damos inicio a la campaña #bastadeviolenciaginecobstetra en las redes sociales para que tanto mujeres como hombres suban fotos o comentarios en Twitter, Instagram, youtube, facebook, etc y así hacer visible esta violación a los Derechos Humanos que hoy es lamentablemente muy habitual. Te invitamos a unirte a nuestra campaña. A continuación presentamos el comunicado publico entregado a los medios de prensa y al director del Hospital Hernan Henriquez de Temuco, don Oscar Morales Spichiger.

#bastadeviolenciagineco-obstetra

        Campaña              #bastadeviolenciaginecobstetra

Temuco, 22 de Septiembre del 2014

Comunicado Público

Ante las constantes violaciones a los Derechos Humanos y la institucionalización de la  violencia Gineco-obstetra en nuestro país,  AcciónFem  Temuko, declara lo siguiente:

 

1)   Ponemos en evidencia ante la opinión pública que en nuestra región y también en el país existen diversos métodos de violencia obstétrica que atentan contra las mujeres, manifestamos nuestro profundo descontento ante el abuso de poder por parte de los y las profesionales del área de la salud que mantienen malas prácticas obstétricas, denigrando a las mujeres, a sus parejas y a la familia en su conjunto.

2)   La violencia obstétrica está presente en hospitales, CESFAM, y otros centros de salud,  tanto públicos como privados. Se manifiesta físicamente con prácticas invasivas como examinar violentamente introduciendo instrumentos o dedos/manos sin informar previamente y sin esperar el consentimiento de la paciente, la presencia de estudiantes sin informar a las pacientes y sin que estas autoricen su presencia. Suministro injustificado de medicamentos como anticonceptivos, suero intravenoso y muchas veces la introducción de medicamentos no informados al suero. Falta de respeto a los tiempos de un parto induciéndolo precozmente e imponiendo técnicas no deseadas por las mujeres durante el trabajo de parto, parto y puerperio. Además de incitar a la realización de cesáreas cuando estas solo se deben realizar en casos de urgencia. Y estos son solo algunos ejemplos.

3)   La violencia también se manifiesta psicológicamente con insultos, humillaciones, burlas, discriminación por edad, estado civil, religión, etnicidad y condición socioeconómica, falta de información sobre procedimientos, tratamientos, efectos adversos de los medicamentos prescritos, alternativas existentes. E incluso no dando a conocer el nombre del profesional que atiende. Trato deshumanizado, infantilización de las pacientes, no respeto a las decisiones de las pacientes y la falta de respeto al secreto profesional.

4)   Creemos firmemente en el respeto en el derecho de elegir libremente nuestra forma de gestar, parir y reproducirnos, teniendo autonomía de nuestros cuerpos, siendo las protagonistas de nuestros partos, basándonos en la información, el autocuidado y el respeto por los conocimientos ancestrales.

5)   Finalmente exigimos a las autoridades mayor y adecuada información de los derechos de las pacientes y los deberes del personal que trabaja en el área de la salud y  la erradicación de malas prácticas gineco-obstetras que atentan contra los Derechos Humanos.

cropped-10174808_10151988653546213_5486120659352890734_n1.jpg

AcciónFem! Junto a Colectivo Feminista Copiapó

El 16 de mayo de este 2014 nos reunimos junto al Colectivo Feminista Copiapó en dependencias de la Universidad de Atacama de esta ciudad. Intercambiamos ideas, conocimientos y  experiencias en el marco del feminismo. Nos conocimos y formamos lazos entre nuestros colectivos para que a futuro podamos realizar trabajos juntas. En esta oportunidad realizamos también el conversatorio “La Luna en Nosotras” presentado anteriormente en Temuko (para conocer sobre este tema hace clic en este link –> https://accionfem.wordpress.com/2014/04/11/reflexiones-del-conversatorio-la-luna-en-nosotras/ ).

Colectivo Feminista Copiapó es una organización que se formo hace unos meses, organizándose entorno al feminismo a nivel político comunitario. Este colectivo esta formado por mujeres y hombres de distintas edades y ocupaciones, pero con  una idea en común: todas las personas debemos tener igualdad de derechos y participación. Entre las actividades que han participado destaca la Feria de Organizaciones de la Universidad de Atacama en el mes de Marzo. Participaron también en la marcha Nacional por la Educación en Copiapó el 8 de Mayo recién pasado. A través de su Facebook “Colectivo Feminista Copiapó difunden actividades e información interesante de ámbitos políticos y culturales.

Asistimos a una jornada de ciclos de cine feminista que se realizo el 7 de mayo, presentando la película de la directora Laura Maña “Ni Dios Ni Patrón Ni Marido” (2010) que se sitúa entre 1896 y 1897, esta jornada abrió el debate a temáticas que siguen vigentes.

Colectivo Feminista Copiapó tiene como proyecto realizar ciclos de cine feminista para niñas y niños y así poder mostrarles que existen otras alternativas (y mejores) a las tradicionales películas de Disney que normalizan el sexismo, la subestimación de las mujeres, el amor romántico y el machismo.

AcciónFem! se contagio con la energía nortina de Colectivo Feminista Copiapó, con las ganas de crear y organizar. Nos une la gran tarea de construir un mundo donde quepamos todos y todas!

Porque si la revolución no es feminista no es revolución!

10174808_10151988653546213_5486120659352890734_n

Feminismo Comunitario – Bolivia-

En Bolivia se esta gestando una propuesta política y social que aborda el feminismo desde una realidad Latinoamericana. En el siguiente film tres mujeres hablan desde su experiencia en el trabajo feminista comunitario en la Paz. Se refieren a el como una propuesta que nace desde las mujeres para toda la sociedad. El colonialismo es patriarcal y el patriarcado necesita del colonialismo y del neo-liberalismo para reciclarse.

 

 

 

cropped-10174808_10151988653546213_5486120659352890734_n1.jpg