Autonomía de las Mujeres.

 

Por la Libertad a decidir

Un grupo de académicas y expertas en materias de género son invitadas a exponer sobre la violencia implícita y explícita que la sociedad en su conjunto ejerce hacia las Mujeres en Chile.   Se analiza discurso de los medios y su influencia en la normalización de la violencia contra la mujer. Se discute también la violencia física tanto en el espacio público como en el privado.  De donde viene el odio y la brutalidad que se observa en los crímenes feminicidas cometidos en los últimos años?

Les invitamos a observar el trasfondo de estos fenómenos.

Anuncios

¿Cuándo empieza el femicidio?

La misma semana en Chile, un hombre en La Florida, mató a su esposa y a sus dos hijas y se dio la fuga, otro en Maipú  mató a su esposa y se dio también a la fuga.
¿Cuándo empieza el femicidio?
Toda la sociedad dice detestarlo, pero sigue ocurriendo ¿Cómo parar esta vorágine de muerte? Sin duda hay un punto que marca el principio de cada una de estos brutales crímenes; y es la falsa idea que el patriarcado nos imprime: “La superioridad del hombre sobre la mujer”. Allí anida la legitimación del uso de la violencia verbal, de los insultos hacia la mujer en las relaciones, que más tarde se convierten en golpes y finalmente en asesinato. Tolerar un insulto en una relación es peligroso, puede estar oculto en él, el presagio de la muerte, ya que la violencia se va haciendo progresiva, es como un cáncer, que finalmente conduce a tantas a la tumba.
Al principio el menoscabo, el menosprecio, son casi imperceptibles, la mayoría de las mujeres lo aceptan por inercia, la sociedad lo acepta, el patriarcado lo dicta.
Y como el cáncer, el insulto va aumentando en la sombra, imperceptible a ratos. Oculto. La mujer lo ignora, lo aguanta, lo asume. El insulto se va transformando en golpes que se alternan con disculpas, con nunca más, para luego volver a ocurrir y volver y volver a ocurrir.
Y como el cáncer, si esta violencia contra la mujer se detecta a tiempo puede impedirse el crimen, el femicidio.
Las mujeres debemos educarnos, caminar hacia la igualdad. Nadie puede ser superior por ser de un determinado sexo.  Tampoco puede alguien sentirse dueño de otra persona, de su cuerpo, ni de su vida.

10174808_10151988653546213_5486120659352890734_n

“Mujer fue detenida en Hospital de Calama luego que médico la denunciara por abortar”

 

La joven de 25 años llegó con sangramiento vaginal y dolor abdominal. El ginecólogo de turno detectó rastros de Misotrol en su cavidad vaginal y llamó a carabineros.

ADN NOTICIAS | MARZO 24 DE 2015

Una mujer de 25 años fue detenida el pasado sábado en el Hospital Carlos Cisternas de Calama, luego que un ginecólogo del recinto la denunciara por realizarse un aborto, según informaron este martes autoridades de salud.

De acuerdo con los antecedentes, la mujer llegó con sangramiento vaginal y dolor abdominal. El médico de turno que la atendió detectó restos de misotrol en su cavidad vaginal y, posteriormente, llamó a la policía. La joven fue arrestada en el lugar.

“La decisión se adoptó, según una denuncia directa de un ginecólogo de turno, respecto a un probable aborto inducido en base a algunas indicaciones de la matrona. Por lo tanto, eso ya está en manos de la Justicia”, dijo el director del hospital, Patricio Toro.

El subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, explicó que “existe una norma que señala que hay que hacer la denuncia”.

“Sin embargo, lo que nosotros hemos instruido como Ministerio de Salud y en virtud de la necesaria confidencialidad y el trabajo médico, es que los profesionales que atienden a la mujer que se ha provocado aborto que no se conviertan en agente de interrogatorio a esas mujeres, porque lo único que hacen es disminuir la calidad de la atención”, dijo.

Intimo es mi Cuerpo porque es Mio y solo Mio

Resulta que en este país la ley dice que abuso sexual es solamente cuando te tocan “las partes intimas”. Solamente tres partes de mi cuerpo son “intimas” ante la ley: mis pechos, mi trasero y mi vagina. ¿Eso quiere decir que el resto de mi cuerpo “no es intimo”, no es mio,  acaso es público?

Venia viajando. Los días anteriores habían sido agotadores, entre cátedras, carretes por la noche y llegar a dormir a un colchón, mi cuerpo ya no daba ni un respiro. Tome el avión media atontada de cansancio, además sabía que me esperaban horas de viaje. Llegue a Santiago después de dormir con la boca abierta y el cuello doblado un par de horas en el avión, pero como que no las descanse por que sabia que tenia que seguir viajando. Llegue al terminal de buses de Santiago y compre mi pasaje que me llevaría al norte, 10 horas de viaje me esperaban.

Me senté en mi asiento al lado de la ventana exhausta y me dormí. Me desperté en Las Vegas había un cabro chico sentado al lado mio de unos 19 y algo me dijo haciéndose el simpático, lo ignore y volví a dormirme me desperté de golpe sentí un brazo una mano como abrazándome en mi abdomen la tome con fuerza y le grite que mierda te pasa! era el mismo cabro chico de unos 19 años haciéndose el dormido, disculpándose y diciendo que lo hizo durmiendo sin saber. Me enrabie, pero seguía atontada de sueño y sin saberlo me dormí. Desperté de nuevo, de golpe… una mano ajena en mi pierna. La tome con fuerza lo empuje  le grite, pero quede en shock, no atine a más nada… el tipo volvió a decir lo mismo que disculpas que estaba durmiendo que bla bla y cuando no me di cuenta estiro su mano a mi cuello, di un combo mal dado de rabia, de inseguridad, de shock. Me cambie de asiento.

Reaccione después de bastante rato. Le avise al chofer hicieron las llamadas correspondientes y paramos en una comisaria, me baje a declarar, el cabro chico quedo detenido, seguimos viaje, pero yo sabia que ante la ley esto que me había pasado no era nada.

Después de unos meses declare ante la fiscalia. La ley dice que si no son “partes intimas” no es abuso sexual me dijeron. ¿Eso quiere decir que el resto de mi cuerpo “no es intimo”, no es mio,  a caso es publico? me dije a mi misma.

Hoy las leyes Chilenas permiten que las mujeres no seamos dueñas de nuestro cuerpo, los hombres se apropian de nosotras, con el piropo en la calle, con el toqueteo en la micro. Finalmente nos culpan siempre, por nuestra falda muy corta, por tomar alcohol, por llevar escote o simplemente por ir durmiendo en el bus. Denuncia, apoya, responde, defiendete y no calles!

Autodefensa

Basta de Violencia Gineco- Obstetra

Hola, me llamo Paz, cuando tenía 17 años me embarazé, tomaba pastillas pero me dio una gastroenteritis y falló. No me di cuenta porque tenía nauseas y pensaba que era por la infeccion gastrica. Pasó como un mes de eso y en la fecha que me bajaba la mestruacion -era super regular- me bajó con mucho dolor, sentí como punzadas y cada vez era mas recurrentes, le dije a mi Papá que estaba en la casa que no aguantaba el dolor y me llevó al hospital de urgencia, allá me pasaron a la urgencia de ginecología, esperé aprox. una hora y el dolor era terrible, en un momento como que me oriné encima… Era la bolsa que se habia reventado. No sabía que pasaba en ese momento. Al pasar al pasillo, estuve como 30min mas sentada en una camilla, habían muchas mujeres embarazadas, me miraban y ni me preguntaban que me ocurría, menos los hicieron las enfermeras que pasaban. Yo no dejaba de sangrar, incluso manché las sabanas de la camilla.
Cuando entré a la sala de Ginecologo, le conté que había tenido dolores terrible y que no paraba de sangrar, olvidé decirle lo que me habia ocurrido afuera. Y me mando a sacarme la ropa, me hizo sentarme en la silla y comenzó a revisarme, me abrío con unas pizas y sentí que me sacó algo de adentro, que al sacarlo sentí un alivio ante mi dolor. Fue en ese momento donde tuve la noción de que estaba embarazada. “Tuviste un aborto” me dijo, yo quede atonita ante eso, y quería llorar, no sabía que respuestas hacerme.

Pienso ahora y cuestiono, ¿por qué los ginecologos actuan y metes sus manos en una y luego te dicen que pasa?. Recuerdo que el pequeño feto lo guardó en un frasco y se lo llevó una enfermera, le pregunté del porque había sido, y me dijo que iban a verificar al feto las razones. Hasta el día de hoy no sé porque aborté sin querer. Fui al hospital y nunca tuve respuesta.
Luego de eso, me dio unas pastillas y me pusieron suero, una enfermera muy mayor me puso el suero, pero sinceramente a mala gana, me puso la aguja sin mayor cuidado y me quedó un moretón, fue triste. Al tiempo de eso el medico me dijo que pidiera hora para que me revizaran, porque si quedaban restos, y cuando fui al CDT y le pase el papel que me dieron ese día -horrible- me miró y me dijo una mujer: ¿estás embarazada? y yo le respondí no, y me dijo, no hay hora si no estas embarada, cuando el papel salía que había tenido una pérdida. No le alegué y me fui.

Aparte de ginecologos, tambien personas aparte forman prejuicios. En los ginecologos es como si la mujer fuera tonta y por eso el ginecologo hace lo que quiere con nuestro cuerpo. No juzgo a todos, existen algunos que te cuentan y explican, luego te revisan, pero muchos se aprovechan como si no tuvieramos derecho a decir no. Existe abuso, a mi madre le paso cuando me tuvo, el ginecologo la revisaba y detras de el, por lo menos 5 estudiantes mirando, ¿creen que le preguntaron? no lo hicieron. Gran parte de los abusos y malos tratos son en hospitales publicos, te juzgan, no te informan, se aprovechan. La mujer debe aprender a exigir información antes de cualquier cosa.

Marcha en contra de la violencia hacia las mujeres destacó en centro de Temuco

Publicado por Pablo Velozo | La Información es de Andres Pino

 

IMG_6469 IMG_6546

Vestidos de negro y en silencio. Así fue la caminata por el centro de Temuco, en la que participó aproximadamente medio centenar de personas, que buscó visibilizar la violencia hacia las mujeres.
El grupo de manifestantes que protagonizó la actividad caminó desde la Plaza Teodoro Schmidt hasta la Intendencia de La Araucanía, y también portaron carteles con frases como “no más femicidios, ninguna muerte más”
Rayen Hormazábal, integrante de la agrupación AcciónFem de Temuco, indicó que en el país muchas veces la violencia contra las mujeres no se toma con la preocupación que amerita.

Además, Hormazábal comentó que si bien el Sernam es el organismo del Estado responsable de acoger a las mujeres víctimas de violencia física y psicológica, también la ciudadanía tiene que denunciar cuando son testigos de un episodio en que un hombre ataque a su pareja y no ser cómplices del silencio.

Fuente: BioBioChile http://www.biobiochile.cl/2014/nov/26/marcha-en-contra-de-la-violencia-hacia-las-mujeres-destaco-en-centro-de-temuco.shtml

Violencia invisible

queremos compartir en el marco de nuestra campaña #bastedeviolenciaginecobstetra una reflexión que ha realizado una compañera sobre el tema.


violenciagineco

La vergüenza, el miedo, la automarginación, la auto discriminación: violencia. En un contexto cultural así de violento, en que el individuo se violenta a sí mismo/a  a través de estos mecanismos de control social-cultural interiorizados, es que nos andamos sujetando unos a otros.

La libre, la gozadora, la que baila, la de vida sexual placentera, plena, la que se masturba, la coqueta, la que no se reprime…es, en resumidas cuentas aun en nuestra sociedad, una “puta”.En los cuentos infantiles, la villana es sexy, egoísta, piensa en sí misma, en su merecido placer, se esmera en buscar su propio orgasmo… lucha por y para sí misma. Por sus deseos.

¿Dónde estamos nosotras situadas? Deseamos ser la princesa, amable y linda, que es tan buena como el pan, no mata una mosca, y lógicamente, no se esmera en buscar su placer personal, no pasaría por encima de nadie ni de nada para obtener su deseo hecho realidad.

La era cristiana nos heredó el placer culpable, la infelicidad en esta vida cuyo premio es la vida eterna en dios, y…de eso no se ha visto más que perversión y desvío neurótico. La redención y sacrificio de esta vida terrenal para la ¿¿salvación eterna?? Cuanta fantasía creída.

La libertad sexual  gozosa, la líbido encendida que nos proporciona la “eterna felicidad” de ochenta años promedio, y energiza nuestras vidas terrícolas, ha quedado relegada. Y el “parirás con dolor”  realizado como mandato cultural de la mujer(por pecaminosa, libidinosa, por incitar a la tentación).

El peor insulto a una joven por parte de amigas, amigos es “puta”. Que “esa mina es muy suelta, es muy puta…que asco”

La vergüenza no es inocua, no es inofensiva. Es una ofensiva directa a la felicidad. La vergüenza es peligrosa porque detiene nuestros impulsos de hacer lo que deseamos hacer. La vergüenza debiera estar cuando hacemos algo malo, algo violento, cuando abusamos de alguien.

La cristiandad funcionó como regulador de la fecundidad en años en que occidente desconocía las hierbas y los conocimientos ancestrales de este tipo, cuando ya había quemado a brujas y discriminado parteras, pero ya no es necesario, hoy existen y hace rato, las píldoras, DIU, inyecciones, condones, operaciones.

La gestación como estadio sexual de las mujeres, el parto como clímax.

¿Por qué le tememos al parto?

Por el dolor, porque algo puede salir mal, porque no he parido nunca, porque me dijeron que dolía mucho, porque una vecina murió en el parto.

¿Desde cuándo que parimos las mujeres?

Desde…siempre.

¿Qué es lo que nos da más miedo en el parto? ¿Qué significa el parto?

El parto es un quiebre, una abertura total, un partirse en dos, un dividirse, un abrirse a la vida, al mundo, un destape, desde la vagina, con los pechos hinchados, semi desnuda, un encuentro también, un nacimiento de otra persona y de una misma como mujer –madre.

Suena terrible. Suena pecaminoso,suena con una intensidad escalofriante, suena animal. Suena muy natural. Suena a un evento sexual. Y lo es, entonces si las mujeres nos hemos reprimido tanto en nuestra vida sexual, nos han reprimido tanto en nuestra sexualidad, nunca nos hablaron de masturbación, nunca de eyaculación precoz, nunca de placer,nunca de orgasmos, nunca escuchamos a nuestra abuelita hablar del placer de su vida sexual…del placer sexual de amamantar ¿qué queremos? ¿Tener una súper buena lactancia? ¿Un muy buen parto? ¿Un feliz puerperio?

Súmale el mal trato hospitalario.Las rutinas, los toqueteos sin pedir permiso, sin saludar, ni presentarse siquiera. Las órdenes: “vístase, báñese, puje, respire, no grite, coma, duerma,haga pipí”.

Es que no somos personas, somos como le dije una vez a una amiga “Contenedora” de  su bebé. Es que no somos personas, somos “la podálica” como le decían a la Myriam, somos “la preclamsia” como le decían a la Javi, somos “la prematura”, “la gemelar” en la lógica hospitalaria, de urgencia, la gestación y parto son enfermedades. No son estadios sexuales de la vida de  las mujeres. Por tanto, son medicalizados y tratados como tales. Mucha intervención, máquinas, reposo. Por si hay dolor,“por si algo sale mal” el peor mal que nos puede pasar a las mujeres es que nos arrebaten nuestra experiencia de vida, a partir de nuestros impulsos, que nos arrebaten nuestras ganas, nuestras personalidades, que nos quiten nuestras intensidades, lo peor que nos pueden hacer a las mujeres es llenarnos de miedo y vergüenza, es dejarnos incapacitadas para buscar nuestra felicidad, lo peor que nos han hecho ya fue, separarnos de nuestra sensualidad, del disfrutar de nuestros cuerpos, del autoconocimiento de nuestros cuerpos, historias y voluntades, lo peor que nos han hecho a lo largo de los siglos ha sido arrebatarnos el poder que teníamos sobre nosotras mismas. El poder de disfrutar, el poder de sentir y llevar nuestras vidas… nos etiquetaron como señoritas blancas, nos clasificaron, nos objetaron, nos diseñaron a su antojo.Y nosotras nos lo creímos. ¿y que fue lo que le hicieron? Ay no sé, no pregunté…No tengo idea de qué paso con mi propio cuerpo, confiada en que ellos saben, en que lo hacen bien, a pesar de que quedó mal puesto el suero, de que me diagnosticaron una cosa y me intervinieron finalmente por otra, de que me trataron mal, que me dejaron sola, no se que me hicieron… ¿dignidad?

Por eso el parto es una experiencia rara, que abre la puerta vaginal de las mujeres y deja ver siglos de opresión y represión a las ancestras. En el hospital, en la escuela, en el cuerpo de una. Y nos dejaron así, ignorantes. Y atadas de manos, porque la curiosidad también es penada, “lo importante es que haya nacido sanito”, “al menos todo salió bien”. Claro, todo salió bien para el médico que alcanzó a comer su comida familiar calientita, porque se aseguró de dejar convencida a  de que no había otra opción. Era cesárea no más. La estresó tanto que,  obediente y cansada, aceptó. Nos dejaron sumisas, obedientes, calladas, conformistas, ignorantes. Porque no nos interesa informarnos, no… para qué. Si igual ellos mandan, los médicos,rockstar de bata blanca, saben lo que hacen. Ganan mucha plata, estudiaron como diez años… han visto tanta gente, ellos saben más que yo sobre mi cuerpo, sobre mis ganas o no de pujar, sobre si me siento mal o bien, sobre mí misma…y me están viendo hace 5 minutos…qué calamidad.

Estoy toreando a las mujeres.Mujeres estamos siendo miserables. Ellos no nos van a cambiar el paisaje,nosotras debemos mancharlo, con sangre menstrual, con la sangre del parto, exigir nuestra placenta, exigir beber si tengo sed, comer si tengo hambre, que entre quien yo quiero porque no quiero estar sola, que no se lleven a mi guagua porque es mía, y la quiero ver, sostener, besar. Que si no me quiero mover no me muevo. Que si me habla mucho esa matrona que salga. Que si me amenazan, si me dicen que me calle, gritar más fuerte.

Es curioso, que, a veces nuestros actos despiertan intolerancias insospechadas en los otros. Se remueven sus entrañas, algún recuerdo dormido asoma si es que aprieto el botón correcto, si me asomo a ser yo misma. Hay que ser valientes para enfrentarlo, o parir encasa y ahorrarse la tremenda bola de significados sociales que te trae el parir en una institución de salud en Chile.

Calas Pachacay

LOS NIÑOS TAMBIÉN LLORAN.

Cuando pensamos en la sociedad moderna y su red que nos envuelve en un sistema patriarcal, se nos viene a la mente el concepto de discriminación de género. Sin embargo, estamos pensando en las mujeres, las jóvenes y las niñas. Pero, ¿qué hay de los niños y del desarrollo de ellos en la adolescencia? ¿Qué es lo que estamos proyectando cómo masculinidad? ¿Qué es lo que les estamos enseñando a los niños?

Nacemos como seres sexuados, pero vamos desarrollando nuestra identidad de género a medida que vamos creciendo y desarrollándonos. En la primera etapa de la vida somos un gran receptor de estímulos que provienen de nuestro entorno. Desde la teoría cognitiva evolutiva, se tiene que el desarrollo de género es paralelo al desarrollo intelectual. Según Kohlberg, las niñas y niños menores de tres años poseen una visión simplificada del género. Durante todo ese periodo no existe una conciencia desarrollada de la pertenencia de uno u otro sexo.

En otras palabras, las niñas y niños en esta etapa creen que bastaría con ponerse una falda y peluca para que un hombre se transforme en mujer. Por lo tanto, la construcción de los distintos roles que deben asumir cómo niño o niña comienza a gestarse desde antes de que exista conciencia de que entre mujeres y hombres hay una diferencia anatómica en el aparato reproductor. Sin embargo, la crianza de los infantes en nuestra sociedad, no se centra en la formación de personas sin importar el sexo, de formar buenos seres humanos que se preocupen por los demás de igual manera. Si no que más bien, los esfuerzos se van  canalizando dependiendo de si es que se está formando a un niño o una niña- una señorita o un hombre de verdad  Así educamos para que se cumpla un determinado lugar en la sociedad, el lugar de los hombres o el lugar que le corresponde a la mujer.

7dc53ac48980c3cf29ba3c26d1efc218

Si nos centramos en la construcción social de la masculinidad, nos damos cuenta de que ésta es definida bajo un modelo único. Está hegemonía suprime cualquier otra forma de expresión masculina, la posibilidad de la coexistencia de diversas subjetividades masculinas es rotundamente negada. De este modo, el crecimiento de los niños se basa en la construcción de una identidad desde la constante negación: No se puede ser como las mujeres, por lo tanto los hombres no pueden ser emocionales. No pueden ser gay, generando fobia y negación de no contradecir al orden sexual del macho dominante. No pueden ser vulnerables, deben ejercer autoridad y exteriorizar la fuerza ocupando siempre el mayor espacio.

De este modo, criamos a los niños sin educación emocional, lo que genera niños que no saben expresar sentimientos, desencadenando generalmente en frustración e ira. A medida que dicha práctica se vaya perpetualizando la falta de autocontrol que caracteriza a los niños conllevará muchas veces a la agresividad y violencia durante la adultez y adolescencia.  Por otra parte, es muy común que en la adultez muchos hombres se ven imposibilitados de desarrollar vínculos de apegos con sus hijos o hijas, lo cual también tiene su raíz en la pobreza emocional con que crecen los niños. El aprender a cuidar de otros y la empatía, son ejemplos de características femeninas.

La constante estigmatización de las emociones en los hombres y niños, claramente está generando un quiebre en el modelo dominante, hoy están ocurriendo cambios a nivel estructural. Por ejemplo en los países escandinavos, a nivel estatal se promueve el post-natal paternal, sin duda que es un avance a pesar de que no es suficiente (pues los hombres tienen mayor salario que las mujeres). Pero en las familias jóvenes de hoy, muchos escogen dividirse el post-natal entre el padre y la madre por un tema de convicciones, sin dejarse influenciar por la economía. Esto nos indica que ha surgido una nueva representación de masculinidad.

El espacio lúdico, como transmisor de valores. "cuidado de otros"

El espacio lúdico, como transmisor de valores. “cuidado de otros”

Tal vez se puede hablar de un hombre que no le teme a expresar su sensibilidad, un hombre emocionalmente maduro y reconciliado con los prejuicios de la sociedad. Es importante entonces, que incentivemos la formación de masculinidades plurales. Abriendo espacios no sólo dentro del ámbito educativo sino que también en los medios de comunicación y la familia. Y que ser hombre o ser mujer sea una construcción mucho más compleja y no se torne en una simple afirmación impuesta antes de los dos años de edad que permanezca rígida a lo largo de la vida.

/Mawi

AcciónFem!

“Feministas inician campaña en contra de la “violencia” gineco obstetra de los hospitales chilenos”

Por Vanessa Vargas Rojas | El desconcierto.Chile, Jueves  25 de Septiembre del 2014

Mujeres feministas del colectivo AcciónFem Temuco comenzaron la difusión por redes socialesfeministas una campaña que pretende visibilizar las vulneraciones de los  de métodos obstétricos en Chile. Acusan prácticas invasivas y falta de información                       

Durante esta semana, el colectivo feminista AcciónFem Temuco inició la viralización de una campaña que pretende exponer los abusos de la medicina ginecológica y sus procedimientos. En este sentido, sus organizadoras buscan poner en evidencia, ante la opinión pública, que en la región de la Araucanía y en todo el país existen diversos métodos de “violencia obstétrica” que atentan contra las mujeres.

“Creemos firmemente en el respeto en el derecho de elegir libremente nuestra forma de gestar, parir y reproducirnos, teniendo autonomía de nuestros cuerpos, siendo las protagonistas de nuestros partos, basándonos en la información, el autocuidado y el respeto por los conocimientos ancestrales”, señalaron.

A través de sus redes, las feministas han compartido experiencias que revelan la vulneración de los derechos a la salud, a la vida, la dignidad e integridad personal, así como el derecho a la privacidad y a estar libres de discriminación. Además, han denunciado casos en que se evidencian situaciones que no cumplen con la Ley Nº 20.584 sobre los derechos y deberes de los y las pacientes en Chile.

“La violencia obstétrica está presente en hospitales, CESFAM, y otros centros de salud, tanto públicos como privados. Se manifiesta físicamente con prácticas invasivas como examinar violentamente introduciendo instrumentos o dedos/manos sin informar previamente y sin esperar el consentimiento de la paciente, la presencia de estudiantes sin informar a las pacientes y sin que estas autoricen su presencia”, argumentan.

Además, criticaron el suministro injustificado de medicamentos como anticonceptivos, suero intravenoso y el uso de sustancias no informadas en el mismo suero. A través de un comunicado, apuntaron también las situaciones de “falta de respeto a los tiempos de un parto, induciéndolo precozmente e imponiendo técnicas no deseadas por las mujeres durante el trabajo de parto, parto y puerperio. Además de incitar a la realización de cesáreas cuando estas solo se deben realizar en casos de urgencia. Y estos son solo algunos ejemplos”.

La violencia psicológica del parto

accionfemAcciónFem pretende visibilizar también la violencia psicológica que se manifiesta con insultos, humillaciones, burlas, discriminación por edad, estado civil, religión, etnicidad y condición socioeconómica. Por otro lado, las feministas aseguraron que existe falta de información sobre procedimientos, tratamientos, efectos adversos de los medicamentos prescritos y las alternativas existentes. En los recintos se evidenciaría un “trato deshumanizado, infantilización de las pacientes, no respeto a las decisiones de las pacientes y la falta de respeto al secreto profesional”.

La campaña ha incluido también la perspectiva de los hombres y sus problemas a la hora de enfrentar el parto de sus parejas. “Se exige que sea un parto respetado y como papá que soy me hubiese gustado compartir esa experiencia en la sala de pre parto”, expone uno de los simpatizantes.

“Finalmente exigimos a las autoridades mayor y adecuada información de los derechos de las pacientes y los deberes del personal que trabaja en el área de la salud y la erradicación de malas prácticas gineco-obstetras que atentan contra los Derechos Humanos”, apuntaron.

Fuente: http://eldesconcierto.cl/feministas-inician-campana-en-contra-de-la-violencia-gineco-obstetra-de-los-hospitales-chilenos/

Qué Tanto

u

Cansada estoy de escuchar/leer  cuestionamientos, prejuicios y burlas hacia el feminismo.

“uuuy eeella la feminisa”

“ahora no se les puede decir nada! “

“pura moda” “ puras hueás, putas locas! “

Que somos tontas, influenciables, que exageramos demasiado, que no tenemos sentido del humor, que no toleramos…

Huevadas, aburrida estoy de sus huevadas!

Peor aún,  leer/escuchar a las propias mujeres validando y defendiendo al machismo que las tiene atrapadas/cegadas en la burbuja patriarcal -cómo tener sentido del humor ante eso! (¿) –

Feminismo

Te voy a defender con uñas y dientes

Porque antes de llegar a ti

Fui nadie, Miss Nothing

Sufriendo en el podrido amor romántico

Desconectada de mi propia inmensidad maravillosa de mujer

Viendo cada tanto un ginecólogo que conocía más que yo mi propia vagina

Intoxicándome el cuerpo con pastillas que me tenían hecha un atado de nervios, bipolaridad

Desequilibrada!

No me sabía autónoma

No me sabia hermosa

No me sabia capaz

No me sabia respetable

No me sabía “yo”

Me encontré, me conocí, me auto validé, me resignifiqué

Plena, feliz, feminista!